Entorno

La finca se encuentra situado a 500 metros de altura sobre el nivel del mar y a escasos 500 metros El Peralejo, una pequeña pedanía de El Castillo de las Guardas. Terreno de dehesa natural, con matorral, monte bajo y encinas centenarias que tradicionalmente ha sido sembrada de cereal, contiene una era donde antiguamente se trillaba y aventaba el trigo por los habitantes de la aldea.

Es un espacio ideal para pasar unos días de descanso y disfrutar de los amigos y familiares, pasear o tomar el sol disfrutando del paisaje que nos brinda la dehesa sevillana. Además cuenta con una amplia piscina, espacio indispensable para la diversión y el esparcimiento en época estival.